Noticias

IVF Spain participa en un debate sobre ovodonación en Alemania
24 MAR, 2016
Para muchas mujeres la donación de óvulos o el Screening Genético Preconcepcional son la única posibilidad de tener un hijo

La ley de protección de embriones alemana prohíbe la donación de óvulos y parcialmente los diagnósticos genéticos en embriones destinados a tratamientos de reproducción asistida.

¿Se trata de una legislación caduca?

La clínica Ginecológica Winterhude de Hamburgo quería someter esta pregunta a debate e invitó a Carlos Bezos, director de Calidad de IVF-Spain, a una mesa redonda con más de 20 ginecólogos, psicólogos y otros profesionales de la reproducción. 

Carlos Bezos, doctor en antropología, demostró con cifras y estudios que la donación de óvulos es una práctica segura y eficiente desde el punto de vista clínico, especialmente si se aplica junto con un Screening Genético Preimplantacional y los algoritmos de viabilidad con time lapse; las tasas de embarazo acumuladas son entonces de hasta un 85%. 

Sin embargo, de cara a la pregunta del debate, fueron mucho más relevantes los cambios sociales que durante la mesa redonda se desgranaron ante la audiencia. Cambios que llevan a un retraso cada vez mayor en la edad de la maternidad. Cada vez más parejas deciden crear una familia a una edad más avanzada por razones sociales, económicas, profesionales y de valores. Para muchas mujeres la donación de óvulos y el Screening Genético Preconcepcional son la única posibilidad de tener un hijo. 

La influencia de las iglesias católica y evangélica en la legislación alemana sorprendió a muchos asistentes, frente a una práctica mucho más abierta en Gran Bretaña y España. El resultado: la medicina, la tecnología y las investigaciones reproductivas en Alemania tienen un retraso considerable frente a los países punteros como son Gran Bretaña y España, , obligando todos los años a miles de mujeres tener que buscar tratamientos en el extranjero. De hecho, de los 16.000 tratamientos de ovodonación que se realizan en Europa, 10.000 corresponden a España, país con mucha menor población que los grandes países Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. 

Desde el punto de vista religioso, los estudios demuestran que la sociedad ha cambiado en sus valores. Además muestran que los individuos reinterpretan la norma religiosa o moral que mantienen en público de forma personal en la esfera privada según sus vivencias personales si necesitan respaldar éticamente sus acciones.

Numerosos estudios debatidos durante la mesa redonda han demostrado que los niños nacidos mediante técnicas de donación de óvulos no se diferencian en su desarrollo ni en las relaciones padre-hijo de los demás niños. Sin embargo en la adolescencia pueden darse la frustración, ira, problemas de identidad y de pertenencia, así como conflictos si se averiguan en etapas tardías su origen genético. Por eso se debatieron diferentes estrategias para comunicar a los niños según la edad. El hecho de que la donación de óvulos sea tabú en Alemania contribuye claramente a que se mantenga en secreto en las familias, un hecho que genera mucho estrés familiar, por no hablar de la energía que es necesaria para ocultar semejante hecho durante años. 

Normalmente, en la discusión pública sobre donación de óvulos, las donantes permanecen invisibles como si no fuesen parte fundamental del proceso. Se habló de sus motivaciones y de sus puntos de vista. Numerosos estudios, así como los datos de IVF-Spain, muestran cómo el altruismo o una mezcla de altruismo e incentivo económico son la principal motivación de las donantes, ya que la mayoría de ellas conoce casos de infertilidad en su entorno. La donación deviene en comercio o en explotación en mercados muy desregulados como los Estados Unidos o donde hay grandes desigualdades sociales como República Checa, Rusia, Ucrania o Grecia. España y Gran Bretaña son ejemplo de buenas prácticas en el trato de los donantes. 

La conclusión de la mesa redonda fue que la donación de ovocitos es positiva desde el punto de vista clínico, ético, social, de los niños, las pacientes y de las donantes. 

Por lo que desde IVF-Spain nos hacemos una pregunta ¿no va siendo hora de revisar la legislación alemana?

Hablar con asistencia
al paciente