Blog

la-importancia-de-diagnosticar-el-factor-masculino

IVF-Life y la importancia de diagnosticar el factor masculino

Al contrario de lo que suele dictar la creencia popular, los diagnósticos de infertilidad y esterilidad asociados al varón son causantes de que los especialistas en medicina reproductiva indiquen un gran número de tratamientos de fertilidad. De hecho, según el último Registro Nacional de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), el 19,9% de los tratamientos de Fecundación in vitro con ovocitos propios se llevaron a cabo por el factor masculino y el 21,5% se vincularon a causas mixtas, es decir, tanto del hombre como de la mujer.

En IVF-Life, como clínica que aborda la medicina reproductiva de forma integral, abogamos siempre por estudiar minuciosamente todo aquel aspecto que pueda estar impidiendo la consecución del embarazo. De esta forma, podemos brindarles a nuestros pacientes un diagnóstico riguroso, preciso y que sea clave para escoger la vía de tratamiento que traiga consigo el éxito. Un ejemplo claro de esta filosofía es el análisis exhaustivo que nuestros profesionales realizan para poder identificar la presencia del factor masculino, el cual detallaremos a lo largo de este artículo. 

Primeros pasos para analizar la salud reproductiva del hombre

Cuando un paciente acude a nosotros para poder convertirse en padre, nuestro equipo médico comienza por conocer sus antecedentes e historial médico, lo cual permite saber de patologías previas o condiciones relevantes. Adicionalmente, los especialistas solicitarán un análisis de sangre y, si el caso lo requiere, un examen físico. Asimismo, se recomienda analizar el cariotipo de ambos integrantes de la pareja, o lo que es lo mismo, conocer el conjunto de cromosomas que presenta cada uno, pudiendo así detectar posibles alteraciones en su número o estructura.

Por otro lado, seguro que, si te estás sometiendo a un tratamiento de reproducción asistida o si ya has buscado consejo reproductivo, el seminograma te resulte familiar. Esta, es una prueba que se realiza en nuestro laboratorio de reproducción asistida que consiste en evaluar la calidad de una muestra de semen y para ello, es necesario analizar diversos parámetros.

En un seminograma básico, a nivel macroscópico -es decir, observando la muestra-, los profesionales del laboratorio obtienen información del volumen, pH, color y aspecto general del eyaculado. Posteriormente, mediante un análisis microscópico, se establece el número de espermatozoides que hay en la muestra (concentración), cómo son y cómo se mueven (morfología y motilidad). De igual modo, se evalúa lo llamado vitalidad, que como su propio nombre indica, hace referencia a la cantidad de espermatozoides vivos que hay en la muestra. 

Por último, cabe destacar que con el seminograma se puede también estudiar la presencia de, por ejemplo, leucocitos o hematíes. 

Los resultados que se obtienen en un seminograma pueden revelar distintas patologías, como pueden ser la azoospermia (ausencia de espermatozoide) o la oligospermia (bajo recuento de espermatozoides). 

Seminograma avanzado: una potente vía para obtener información adicional sobre el factor masculino

En ocasiones, cuando los expertos necesitan obtener más información sobre la calidad seminal del varón, se decide ampliar el análisis de la misma a través de lo que en IVF-Life denominamos seminograma avanzado, el cual aúna una serie de test -explicados a continuación- que permiten conocer en profundidad la funcionalidad espermática.

Test de Fragmentación del ADN espermático

La importancia de este test reside en su capacidad de detectar roturas en el ADN de los espermatozoides, las cuales pueden explicar el haber experimentado abortos de repetición, ciclos fallidos o estar detrás de un caso de infertilidad de origen desconocido. El análisis de fragmentación del ADN espermático emplea la citometría de flujo para evaluar la estabilidad de la cromatina espermática, pudiendo así brindar una estimación del porcentaje de espermatozoides con ADN fragmentado.

Test de Apoptosis FACS-Anexina V

Para quienes no estén al corriente, cabe mencionar que hablamos de apoptosis para referirnos a una especie de muerte celular “programada” que sufren, en este caso, los espermatozoides que no resultan viables por presentar defectos en su estructura o funcionalidad. Cuando una muestra se caracteriza por tener unos niveles altos de espermatozoides apoptóticos, la fertilidad masculina se ve comprometida, convirtiendo en útil el uso de técnicas de selección espermática. 

Test de Microdeleciones en el Cromosoma Y

Las microdeleciones del cromosoma Y son pequeñas pérdidas de material genético que se dan en dicho cromosoma y que, si ocurren en la región de su factor AZF, se relacionan con un posible diagnóstico de azoospermia o de oligozoospermia. El test que realizamos en IVF-Life analiza las regiones AZFa, AZFb, AZFc y AZFd, favoreciendo la identificación de las afecciones mencionadas.

Test de Ploidía

Por su parte, esta prueba se realiza con el objetivo de identificar fallos en la espermatogénesis analizando la ploidía de las células espermáticas presentes en una muestra, es decir, el número de juegos completos de cromosomas que contienen. La existencia de células germinales inmaduras en un eyaculado ayuda a diagnosticar la infertilidad masculina severa y, por consiguiente, a determinar el futuro del tratamiento. 

Test de Estrés Oxidativo (ROS)

El estrés oxidativo es la afección que se da cuando existe un desequilibrio entre los radicales libres o especies reactivas de oxígeno (ROS) y los antioxidantes necesarios para combatirlos. La prueba que llevamos a cabo en IVF-Life mide la cantidad de ROS que hay en el eyaculado, pues si origina estrés oxidativo, se pueden producir daños en los espermatozoides. Ser conocedores de este parámetro permite a los especialistas paliar la situación, normalmente mediante modificaciones en la dieta y en el estilo de vida. 

El factor masculino: el “gran olvidado” para la sociedad, un aspecto crucial para IVF-Life

Durante más de una década hemos constatado, a través de las opiniones de nuestros pacientes y nuestras tasas de éxito muy por encima de la media europea, que tratar cada caso de forma única y ofrecer soluciones reproductivas a medida de cada persona es crucial para lograr el embarazo.

Como hemos podido comprobar, el diagnóstico del factor masculino va mucho más allá del seminograma y su correcta identificación solo es posible si se aborda desde una perspectiva integral y personalizada. En IVF-Life contamos con las técnicas necesarias para definirlo y, en IVF-Life, contamos con los profesionales idóneos para abordarlo.

Si quieres iniciar tu viaje hacia la paternidad, no dudes en contactarnos, nuestro equipo de expertos en medicina reproductiva tiene un tratamiento pensado solo para ti.