Blog

Dia Internacional del Medico

El mensaje de IVF-Life a sus profesionales en el Día Internacional del Médico

Corría el año 1946 cuando la Confederación Médica Panamericana estableció que cada 3 de diciembre tendría lugar el Día Internacional del Médico. Esta fecha coincide con el nacimiento del Dr. Carlos J. Finlay y Barrés, profesional cubano que descubrió que la fiebre amarilla tiene su origen de transmisión en el mosquito llamado Aedes aegypti. Este importante avance, todos los que se han dado a lo largo de la historia y la labor que los médicos del mundo realizan a diario, son responsables directos de que tantas vidas se hayan salvado desde tiempos inmemoriales y, en el caso de la medicina reproductiva, de que crear vida sea algo posible.

Como líderes en el sector de la fertilidad, hemos querido en esta efeméride entender nuestro pasado, con el fin de valorar el presente y abrazar el futuro, homenajeando así a quienes, con su habilidad, han conformado los cimientos de nuestro sector.

Los orígenes de la reproducción asistida y el reconocimiento de sus expertos

A pesar de que el origen de la medicina reproductiva se remonta a la antigua Grecia, no fue hasta 1972 cuando se planteó por primera vez que esta fuese una práctica basada en la evidencia, gracias a la publicación de Archie Cochrane: ‘Eficacia y eficiencia: reflejos aleatorios sobre los servicios de la salud’. Ya en 1978 tuvo lugar el nacimiento de Louise Brown, que con alta probabilidad es, a nivel popular, el hito más reconocido de nuestro sector, pues se convirtió en la primera persona nacida mediante fecundación in vitro, –gracias al trabajo del Dr. Steptoe y sus compañeros sanitarios Edwards y Purdy-. Posteriormente, en 1989, no cabía ya duda de que el estudio de la fertilidad y las técnicas de reproducción asistida integraban una disciplina innovadora, pionera y extremadamente valiosa para los años venideros.

Pocos años más tarde, descubrimientos como la microinyección espermática o ICSI y los avances asociados a la genética reproductiva propiciaban que hasta los casos más complejos pudiesen tener un final feliz y, son todos estos hechos los que nos impulsan a recordar en un día como hoy a todos los médicos cuya práctica ha permitido que esto sea así.

Los protagonistas de nuestro día: el equipo médico de IVF-Life

No podría transcurrir la jornada sin que los profesionales de IVF-Life dedicásemos unas palabras a nuestros expertos médicos, por la valentía mostrada al abordar un campo que, en sus inicios, fue desafiante y a menudo, incomprendido. En la actualidad, gracias a su perseverancia y saber hacer, la medicina reproductiva tiene un impacto inmensurable en la vida de los pacientes que la requieren y no podemos estar más orgullosos de formar parte de ello.

Hoy día sí que vivimos en la era de la reproducción asistida y los profesionales dedicados a la rama desempeñan un rol crucial. Los expertos de IVF-Life optan a diario por adoptar enfoques innovadores y abogar por la tecnología de vanguardia. Su dedicación constante a la investigación y a la actualización científica les permite ofrecer soluciones reproductivas personalizadas, basadas siempre en el cumplimento de los más altos estándares de calidad. Nuestro equipo médico es potente, es capaz, es riguroso y, por consiguiente, ya ha ayudado a que nazcan más de 10 000 bebés, incluso en casos complejos de familias que no pensaban que su sueño pudiera hacerse realidad.

Lo más importante para nuestros especialistas eres tú

El fin último que mantiene a los especialistas en medicina reproductiva de nuestro centro en el firme compromiso de superarse cada día, es poder brindarte la buena noticia que tanto llevas esperando mucho antes de lo que esperas. Nuestras altas tasas de éxito, superiores a la media nacional y europea, son producto de la profesionalidad y cuidado que nuestros médicos vuelcan en tu tratamiento, de su afán por el desarrollo científico y de la excelencia de nuestros procesos. Son el resultado de años de estudio, trabajo, esfuerzo y dedicación.

No podemos afirmar con certeza qué nuevas vías tomará la bonita disciplina a la que nos dedicamos, pero lo que sí podemos asegurarte es que las de nuestros médicos son unas buenas manos en las que estar si quieres que tu tratamiento esté centrado en ti y orientado a tener los mejores resultados.

Por todo esto, no únicamente hoy, sino siempre, les damos las gracias a nuestros médicos, ya que, sin ellos, la vida solo sería un proyecto.