Método ROPA: lesbianas en busca de la felicidad (Parte 2)

 

Como destacábamos en el anterior artículo, la Recepción de Óvulos de la Pareja, conocido como método ROPA, es la solución reproductiva para las parejas lesbianas que deciden formar una familia. ¿Pero en qué consiste exactamente? ¿Cuáles son las diferentes fases de las que se compone? A continuación te explicaremos como funciona todo el proceso de principio a fin:

Fases del método ROPA

  • Estimulación  de la ovulación: Cuando la pareja decide quien será la que la que aporta los óvulos, recibe un tratamiento de medicación hormonal para que se produzca una estimulación homogénea, con la maduración de más de un óvulo. La medicación se la suele administrar la propia paciente vía subcutánea a través de una serie de inyecciones en la zona abdominal. Durante el tiempo que dura el tratamiento, entre 7 y 12 días aproximadamente, la mujer debe visitar al médico de manera asidua para realizar controles ecográficos para poder observar el crecimiento del número de folículos y de esta forma programar el momento óptimo y más adecuado para la obtención de los óvulos.
  • Extracción de los óvulos: Se extraen del ovario por medio de la aspiración del líquido presente en los folículos, que es el lugar donde maduran los óvulos. Es una intervención muy sencilla conocida como punción ovárica o punción folicular.  Su duración es de apenas 30 minutos y se realiza bajo unas condiciones de anestesia suave para la paciente. Por norma general no es necesario el ingreso hospitalario tras la intervención, por lo que la mujer puede regresar a su hogar ese mismo día.
  • Fecundación de los óvulos: Una vez que se ha obtenido un número de óvulos adecuado, estos son analizados para comprobar cuál de ellos presenta el mejor estadio de maduración, entonces son fecundados con espermatozoides de un donante anónimo, que ha de ser tanto física como inmunológicamente compatible con la mujer que va a gestar. La legislación española regula el estudio y aceptación de los donantes, estableciendo las pruebas y test necesarios. En IVF Spain vamos más allá ya que realizamos pruebas adicionales con el propósito de utilizar semen de donante con la mayor garantía de seguridad. La fecundación puede realizarse de forma convencional o a través del método de ICSI (inyección intracitoplasmática).
  • Cultivo embrionario: Después de producirse la fecundación de los óvulos con los espermatozoides, se procede a la selección de los óvulos fecundados que tengan mayor probabilidad de implantación y se dejan en cultivo por un periodo de entre 3 y 6 días.
  • Preparación endometrial de la mujer receptora: Aquí empieza a cobrar protagonismo  la otra mujer de la pareja, que será la que finalmente lleve a cabo la gestación. Para empezar, se someterá a un tratamiento hormonal diferente al de su pareja ya que el objetivo es distinto. Se le recetarán estrógenos y progesterona en diferentes vías (oral, vaginal, etc.). En esta fase se busca promover el crecimiento del endometrio, para que adquiera el aspecto y grosor óptimos para la implantación embrionaria, es decir, entre 7 y 10 milímetros aproximadamente.
  • Transferencia embrionaria: Cuando el útero de la mujer que va a desarrollar la gestación está receptivo, se selecciona el embrión de mayor calidad y se deposita en el útero. Se trata de un procedimiento indoloro y rápido que no requiere anestesia de ni ningún tipo ni cuidados especiales. La única recomendación es acudir con la vejiga llena para facilitar la visualización del útero. En IVF Spain Alicante encaminamos todos nuestros esfuerzos a la transferencia de un solo embrión de la máxima calidad, de esta manera evitamos la posibilidad de un embarazo múltiple que puede acarrear complicaciones tanto para la madre como para los bebés.
  • Vitrificación de los embriones no usados: El marco legal español permite la transferencia de un máximo de 3 embriones. Los embriones viables y de calidad que no se han transferido son criopreservados mediante vitrificación para usarlos en futuros tratamientos, en caso de fracaso del primer intento o de querer tener más descendencia.
  • Test de embarazo: Después de la transferencia embrionaria se esperará un periodo aproximado de dos semanas para realizar los análisis pertinentes que confirmarán si el tratamiento ha tenido éxito y se ha conseguido el embarazo.

Como vemos, este procedimiento permite a una mujer aportar la dotación genética y a la otra dar a luz al futuro bebé de ambas. Pero existe otra cuestión importante de fondo que explicaremos en el siguiente artículo:

¿Cómo afecta la madre gestante al embrión de su pareja? ¿Existe la posibilidad de formar lazos genéticos y biológicos a través de la gestación del embrión de su pareja?

Continuará…